Calendario     Eventos    Blog

Estudio Poderoso Sobre El Ayuno

Posted on 22 Feb 2017

ESTUDIO PODEROSO SOBRE EL AYUNO.

PARTE # 1

A continuación les comparto un estudio que espero  sea de edificación y crecimiento a fin de  tener una vida espiritual más fuerte y en consecuencia,  una vida más victoriosa en Cristo y el Poder del Espíritu Santo.

A la vez, este estudio te ayudará a entender mejor el tema del ayuno y la oración, y así puedas crecer en este conocimiento y poder obtener mejores resultados, poniendo en práctica la palabra De Dios, con fe…

TEXTO BASE:   

Isaías 58:5 ¿Es tal el ayuno que yo escogí, que de día aflija el hombre su alma, que incline su cabeza como junco, y haga cama de cilicio y de ceniza? ¿Llamaréis esto ayuno, y día agradable a Jehová? 

Isaías 58:6 ¿No es más bien el ayuno que yo escogí, desatar las ligaduras de impiedad, soltar las cargas de opresión, y dejar ir libres a los quebrantados, y que rompáis todo yugo? 

SIETE BENEFICIOS DEL AYUNO

1) Desata Ligaduras y trae liberación. 

En nuestras vidas pudieran haber situaciones muy difíciles que parecieran tenernos atados, y que no hemos podido vencer o controlar con simple fuerza de voluntad u oración. 

Estas ataduras o ligaduras pueden ser: Vicios, hábitos malos, problemas emocionales o de carácter; debilidad en contra de algún pecado (tentación o pensamientos sucios), o frialdad espiritual. 

Estas ligaduras son el resultado de la obra de Satanás en nuestras mentes; Satanás nos miente en cuanto a la situación que nos controla, haciéndonos creer que no podremos vencerla; y a pesar de que Filipenses 4: 13 nos dice que: “todo lo podemos en Cristo que nos fortalece”, por alguna razón optamos por creer más a la palabra de Satanás que a la Palabra de Dios. 

La mentira de Satanás nos convence de que no tenemos poder en contra de tal situación, y si Satanás logra controlar nuestro pensamiento, controlará también nuestras vidas. 

Si todos nuestros intentos por vencer alguna de estas situaciones que nos controlan han fallado, y por mas que nos esforzamos seguimos cayendo en la misma situación, podemos concluir que tenemos un problema de ligaduras que nos esta atando y no nos deja ser libres. 

El apóstol pablo nos recuerda que cuando nos encontremos en situaciones de esta naturaleza, Dios ya nos ha dado una vía de escape, el señor ha provisto una salida, él nos ofrece una solución y ha diseñado un plan para combatir cualquier debilidad (tentación) que no quiera soltarnos y aún parezca ser sobrehumana; Pablo dijo: 

No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar. 1 Corintios 10: 13 

El ayuno es la salida que Dios le da al que esta siendo tentado; él promete respaldar el ayuno para libertarnos de cualquier situación difícil que nos este atando. El señor les dijo a sus discípulos después de que ellos probándolo todo, habían fracasado en su intento por liberar a un niño lunático que estaba fuera de control: 

“Es que este género no sale sino con oración y ayuno”. (Mateo 17: 21) Lo que Cristo dijo es que cuando alguna situación no se ha podido vencer por ningún medio, hay que ayunar.

Muchas personas no pueden dejar algún mal hábito o debilidad, y aunque lloran y aun hasta oran sinceramente, buscando liberación, continúan en la esclavitud. El ayuno se enfrenta a este tipo de esclavitud y rompe sus ligaduras. Cuando usted ayuna, usted esta luchando por el control de su vida. Controlando lo que come, usted determina que controlará su vida para el propósito de Dios. 

Cuando usted hace una promesa de cambiar y la refuerza con ayuno, usted fortalece esa decisión con la fuerza de Dios. Cuando usted hace la decisión de ayunar, se hace mas fuerte para enfrentarse a la fuerza que ha esclavizado su mente y ha atado su voluntad. 

Con el ayuno usted restringe su apetito físico para fortalecer su apetito espiritual y empaparse de la unción de Dios. La unción que el ayuno trae a nuestras vidas pudre y rompe cualquier yugo que nos pudiera estar atando. Acontecerá en aquel tiempo que su carga será quitada de tu hombro, y su yugo de tu cerviz, y el yugo se pudrirá a causa de la unción. Isaías 10: 26

2) Crucifica la carne y devuelve el control físico. 

Nosotros debemos ser señores y no esclavos de nuestro propio estómago. Hay quien no se da cuenta de su esclavitud a la comida, ni del hecho de que ser esclavo de nuestro estómago nos trae una pérdida de poder espiritual. El primer pecado cometido por el hombre en el Edén, fue el resultado de la falta de control sobre el estómago. La tentación de comer algo resultó en la caída de toda la raza humana. Hombres grandes como: Noé (Gen 9: 20), Jacob (Gen 24: 28), y Esaú (Heb 12: 16), cayeron ante la seducción de la comida. 

El pecado, el dolor, la enfermedad, y aun la muerte que imperan en el mundo hoy día, vinieron porque “el primer Adán” gustó del fruto prohibido. Sin embargo cuando Cristo, “el postrer Adán” viene a arreglar el caos que el primer hombre causó, lo hace absteniéndose de comer. Allí donde el primer Adán fracasó, el segundo triunfó. 

Pablo, quien declaró haber practicado “muchos ayunos” (2 Corintios 11:27), dijo: 

Hermanos, sed imitadores de mí, y mirad a los que así se conducen según el ejemplo que tenéis en nosotros. Porque por ahí andan muchos, de los cuales os dije muchas veces… cuyo dios es el vientre, y cuya gloria es su vergüenza; que sólo piensan en lo terrenal. Filipenses 3: 17-19

El ayuno nos ayuda a someter nuestro vientre, y librarnos de su sutil dominio. Pablo exhorta a la iglesia diciendo: Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros… Colosenses 3: 5

El ayuno nos ayuda a mantener el equilibrio en nuestra vida; pues ¡Con cuanta facilidad permitimos que las cosas no esenciales tomen prioridad en nosotros! ¡Con que rapidez practicamos cosas que no benefician hasta el punto de esclavizarnos! 

Pedro dijo que: el que es vencido por alguno es hecho esclavo del que lo venció. (2 Ped 2: 19) 

Por eso Pablo afirmó: todas las cosa me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna (1Corintios 6:12).

Nuestros anhelos y deseos humanos son como un río que tiende a desbordarse; sin embargo el ayuno ayuda a mantenerlos en su propio canal. Pablo dijo: Castigo mi cuerpo y lo obligo a obedecerme, para no quedar yo mismo descalificado… (1 Corintios 9:27 V.P.)

Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí… Gálatas 2: 20ª

3) Purifica físicamente. 

El ayuno, al contrario de lo que muchos pudieran pensar “Es saludable y recomendado por los médicos”. La ciencia medica ha venido descubriendo últimamente los poderosos beneficios físicos que se pueden obtener por medio del ayuno. Al ayunar nuestro sistema digestivo descansa, (lo cual le hace bastante falta). En el momento que se digiere el ultimo bocado de comida, todo nuestro organismo comienza un proceso de purificación. Por medio de este proceso el organismo desecha las toxinas que se van acumulando debido a la mala alimentación o exceso de ella. 

A esto se debe que cuando se ha estado algunas horas sin comer en el aliento se percibe un mal olor. Lo que sucede es que el organismo esta desechando toxinas y venenos a través de la lengua. Si se esta bastante tiempo sin comer es posible detectar una capa pastosa en la lengua, evidencia de los desechos que se están expulsando. 

Otros síntomas de la expulsión de desechos son: el obscurecimiento de la orina, dolores de cabeza en los que acostumbran la cafeína, mal olor de la piel, mareos, cansancio, calambres, fiebre y ocasionalmente vómito. Cuando ayunamos, según los médicos, nuestro organismo descansa, se purifica, y hasta se rejuvenece. Así que si desea vivir una vida más saludable y disfrutar de una apariencia más juvenil, ¡ayune!

4) Purifica espiritualmente. 

El ayuno es como un “tune up” tanto físico como espiritual. El ayuno hace de nuestra vida un vaso de honra, limpiando nuestro espíritu, purificando nuestra alma, santificando nuestra vida, vaciando nuestro ser de todo lo que estorbe el fluir de la esencia espiritual en nuestras vidas. Por medio del ayuno el cristiano se deshace de lo que no le ayude en su vida espiritual a manera de una purga, dejando su ser limpio de todo lo que pudiera bloquear la obra de Dios en nosotros. 

Así como nuestro organismo se va contaminando a causa de una alimentación inapropiada o de baja calidad, nuestra vida espiritual se contamina con las diferentes cosas que llegan a nosotros. Consiente e inconscientemente nuestra alma esta siendo bombardeada a diario con toda clase de suciedad e inmundicia que sin cesar circula a nuestro derredor. 

Así como el cuerpo se purifica por medio del ayuno, nuestro espíritu se purifica también por medio de él. El ayuno quema toda impureza que contamine nuestra alma y estorbe el fluir del espíritu de Dios en nuestro ser. Al ayunar nos sometemos voluntariamente al renunciamiento mientras rechazamos uno de los placeres más grandes de la vida; la comida. El ayuno es ese horno en el que nos purificamos. Su fuego refina nuestra fe; sus llamas separan y eliminan las impurezas de nuestro carácter; su calor trae la pureza a nuestros corazones. 

Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo. 1 Tesalonicenses 5: 16

Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones… Santiago 4: 8-10.

5) Trae crecimiento espiritual. ( fortaleza espiritual) 

Puede suceder que en alguna parte recóndita de nuestra vida, hayamos sentido el llamado a una vida más profunda, mas plena. Quizás nos sentimos cansados de experiencias frívolas y superficiales. Sólo de vez en cuando hemos  captado vislumbres e indicios de que hay algo más profundo que lo que hemos experimentado hasta el presente.

“Un abismo llama a otro a la voz de tus cascadas; Todas tus ondas y tus Olas han pasado sobre mí. Pero de día mandará Jehová su misericordia, Y de noche su cántico estará conmigo, Y mi oración al Dios de mi vida” (Sal. 42: 7)

El ayuno nos introduce y prepara a una vida espiritual y comunión con Dios más profunda. Aclara y libera nuestra mente, poniéndola en sintonía con la de Dios, la transforma y la renueva. Como resultado sentiremos la presencia del Señor más que nunca antes y veremos el fruto de Su Espíritu Santo manifestándose viva y palpablemente en nuestra vida diaria. 

El ayunar con un corazón y motivación puros trae: 

a) Avivamiento personal. El ayuno hace operar la obra interna del Espíritu Santo de una manera poderosa y poco común. Puede hasta restaurar en uno la perdida del primer amor.

b) Aumenta nuestra percepción y  recepción espiritual. El ayuno no hace que Dios hable más fuerte pero afina y limpia nuestro ser de tal manera que podemosescuchar mejor. La limpieza física que produce el ayuno es solo una muestra de lo que esta sucediendo en nuestra vida espiritual. El ayuno nos purifica el alma, cuerpo, y espíritu. Al ayunar nos despojamos de nosotros mismos y nos abrimos al mismo tiempo a Dios para que él nos llene de su presencia y sature cada rincón de nuestro ser.

c) Nos ayuda a entender mejor la Palabra de Dios. Como el ayuno limpia y quita todo lo que estorba el fluir de lo espiritual en nosotros, esto produce que en nosotros la Palabra de Dios tenga mayor significado, que cobre vida y que sea más vital y practica. El que ayuna regularmente no solo experimentará una mayor comprensión de las Escrituras, sino que se deleitará y sentirá placer en pasar tiempo leyéndola.

d) Transforma nuestra vida de oración. El ayuno trasforma el tiempo de oración en una experiencia más rica y personal. Al ayunar le permitimos a Dios obrar mas efectivamente. Son muchas las ocasiones en que nos preguntamos frustrados porque nuestras oraciones se tornan mecánicas y aburridas, y muchas de ellas no tienen respuesta; sin embargo esto no tiene que ser así.

Como ya dijimos, el ayuno limpia nuestro conducto espiritual; al ayunar nuestra sensibilidad espiritual aumenta y percibimos con mas facilidad las cosas espirituales. Al ser más sensibles a lo espiritual, nuestras practicas espirituales cobran una nueva dimensión en nosotros, y somos capaces de desarrollarnos en ellas con mas facilidad y libertad. El que ayuna no solo ora con más facilidad y libertad, sino que es capaz de profundizarse y adentrarse en la oración con mas pasión y vehemencia. La disfruta más y hasta se deleita en el tiempo que pasa orando; esto viene a traer como resultado que su vida de oración sea mucho más efectiva.

Las palabras nunca faltan en la oración de quien ayuna regularmente, el tiempo en oración, raramente es problema para aquel que dedica atención a la disciplina de ayunar. El aburrimiento y pesadez que son a veces característicos de la oración para muchos, no serán enemigos fuertes en aquellos que se proponen ayunar constantemente. La desilusión de no recibir respuesta a la oración puede ser erradicada de nuestras vidas si tan solo ayunamos como Dios nos enseña en la Biblia. La fe se desarrolla y mantiene fuerte por medio de la oración; y la oración a su vez se desarrolla y fortalece por medio del ayuno. 

e) Desarrolla los dones espirituales. Para desarrollarse y desenvolverse en el mundo espiritual es necesario una vida de oración acompañada con ayuno. El ayuno abre el alma y el espíritu a este mundo espiritual y trae a nuestras vidas una fuente de poder y unción que nos ayuda a movernos con éxito en la dimensión del espíritu. Jesús reveló a sus discípulos el secreto del éxito en el ambiente y los dones del Espíritu. Jesús dijo: Pero este género no sale sino con oración y ayuno. Mateo 17: 21

6) Refuerza la intercesión. 

 Todos tenemos necesidades. Algunas pueden ser sencillas, otras sin embargo,   son grandes, trágicas y muy difíciles; problemas humanamente imposibles de resolver, tales como: una enfermedad incurable, Posesión demoníaca de algún amigo o familiar, la eminente destrucción de alguien, alguna tormenta emocional que nos este destrozando, etcétera. En situaciones como estas,  el ayuno refuerza nuestra plegaria delante del Dios de los cielos.

a. El Ayuno y la intercesión. Todo cristiano es llamado según la Escritura “sacerdote”. La función del sacerdote es la de interceder por alguien o pedir por alguna necesidad. El sacerdote viene a ser como un puente o canal por el cual fluye la respuesta de Dios hacia nosotros mismos o la persona por la que se intercede. Al ayunar limpiamos este canal o conducto de tal manera que toda impureza, estorbo, u obstáculo que detiene la bendición de Dios es quitado, y la unción de Dios fluye libremente a través de nosotros transportando nuestras oraciones sin estorbo, hasta la presencia misma de Dios.

En una ocasión Judá estaba a punto de ser atacada por varias naciones, al saberlo el rey Josafat se valió del ayuno para interceder ante Dios. Dice la Biblia que: Entonces él tuvo temor; y Josafat humilló su rostro para consultar a Jehová, e hizo pregonar ayuno a todo Judá. (2 Crónicas 20: 10)

En su oración reconoció el poder de Dios y sus propias limitaciones en la situación en que se encontraban diciendo: !Oh Dios nuestro! ¿No los juzgarás tú? Porque en nosotros no hay fuerza contra tan grande multitud que viene contra nosotros; no sabemos qué hacer, y a ti volvemos nuestros ojos. (2 Crónicas 20: 12)

La humillación por medio del ayuno, la purificación que este produce, y la intercesión intensa, mueven la mano de Dios a nuestro favor en situaciones muy difíciles y apremiantes.

7) Guía en las decisiones. 

Cuando hay decisiones muy importantes o dífíciles que tomar ,  cuando la decisión que tomemos tiene el potencial de afectar radicalmente nuestras vidas, el ayuno nos puede ayudar dándonos guianza al tomar esa clase de decisiones.

Parece ser que Saulo (Pablo) después de tener un encuentro con el Señor se puso en ayuno buscando dirección.”Entonces Saulo(Pablo)  se levantó de tierra, y abriendo los ojos, no veía a nadie; así que, llevándole por la mano, le metieron en Damasco, donde estuvo tres días sin ver, y no comió ni bebió”. (Hechos 9: 8,9)

La iglesia primitiva se valió del ayuno para tomar sus decisiones. La Biblia dice que en una ocasión: “Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado”  (Hechos 13: 2)

PARTE  # 2

10 PRINCIPALES RAZONES PARA AYUNAR


– MEJORAR LA ACTIVIDAD ESPIRITUAL,

– APRENDER A SUJETAR LA CARNE,

– APRENDER A DOMINAR EL CARÁCTER,

– SER MÁS SENSIBLES A LA GUÍA DEL ESPÍRITU SANTO,

– MEJORAR LA EFICÁCIA DE LOS FRUTOS DEL ESPÍRITU,

– DESARROLLAR LOS DONES DEL ESPÍRITU,

– PERFECCIONAR LA SANTIDAD,

– FORTALECER LA ARMADURA DE DIOS,
– SER EFECTIVOS EN LA GUERRA ESPIRITUAL,

– SER ÚTILES EN EL CUERPO DE CRISTO.

Jesús y el Ayuno

 

“Pero tú, cuando ayunes, unge tu cabeza y lava tu rostro, para no mostrar a los hombres que ayunas, sino a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto; te recompensará en público” (Mat.6:17-18)

 

Amados; Seguimos adelante y hoy aprenderemos sobre el ayuno. Arma poderosa es, que satanás no desea que tú conozcas y la pongas en práctica. Pido tu atención y un corazón humilde para que puedas entender el propósito del ayuno para ti.

 

Ora amablemente al Espíritu Santo antes de iniciar para que el te guie en el proceso de este estudio.

 

¿Que es el ayuno? El ayuno es un ejercicio espiritual establecido por Dios que trae libertad, que rompe los yugos y las ligaduras de impiedad y opresión, tanto en una persona como a una nación.  Entremos en materia:

 

1.- LA IMPORTANCIA DEL AYUNO.  

 

A).- El ayuno es un precepto establecido por Dios. Lo primero que debemos entender es que el ayuno no es una cuestión de si usted lo desea o no, sino de un precepto establecido por el Señor para su pueblo.

 

Jesús lo ordenó y nosotros tenemos que hacerlo para alcanzar la madurez espiritual. El ayuno trae recompensa de acuerdo al propósito por el que se ayune. El Señor dice: “Pero tú, cuando ayunes, unge tu cabeza y lava tu rostro, para no mostrar a los hombres que ayunas, sino a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto; te recompensara en público (Mat.6:17-18)

 

B).- A Jesús le preguntaron sobre el ayuno. En el evangelio de (Mateo 9:14) Nos relata que los discípulos de Juan el bautista vinieron a Jesús y le preguntaron porque sus discípulos no ayunaban. “Jesús les dijo: ¿acaso pueden los que están de bodas tener luto entre tanto que el esposo está con ellos? Pero vendrán días cuando el esposo les será quitado, y entonces ayunarán” (Mat.9:15)

 

Fíjate bien que mientras Jesús estuvo en persona con los discípulos ellos no ayunaron, pero él les dijo que cuando él fuera quitado ayunarían. Aquí quedó establecido que su pueblo tendría que ayunar. Esto lo constatamos en la primera iglesia como algo normal, ellos ayunaban y oraban en decisiones importantes. La Biblia dice:“Y constituyeron ancianos en cada iglesia, y habiendo orado con ayunos, los encomendaron al Señor en quien habían creído”. (Hech.14:23)

 

C).- El ayuno es para personas convertidas. Explicándole a los discípulos de Juan porque sus discípulos no ayunaban, Cristo les dijo: “Nadie pone remiendo de paño nuevo en vestido viejo; porque tal remiendo tira del vestido, y se hace peor la rotura” (Mat.9:16) El vestido viejo significa la antigua naturaleza pecadora del hombre, el paño nuevo significa la nueva vida en Cristo. Jesús mostró que el ayuno era para la nueva criatura; para personas convertidas de corazón a él. El ayuno no es para los no convertidos ni para gente carnal.

 

2.- EL PROPÓSITO DEL AYUNO. El propósito del ayuno son muchos y muy variados, pero todos traen una bendición especial tanto para el que ayuna, como por lo que, o para quien se ayuna.

 

A).- El ayuno desata las ligaduras de la opresión. Esto implica que mediante el ayuno se rompen las ataduras satánicas. La palabra de Dios dice: “¿No es mas bien el ayuno que yo escogí, desatar las ligaduras de impiedad, soltar las cargas de opresión, y dejar libres a los quebrantados, y que rompáis todo yugo?”(Isa.58:6).Y Jesús nos mando precisamente a romper estas ligaduras de opresión en la vida de las personas. Él dice: “Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado. Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia”. (Mat.10:7-8). Es fácil leer que Cristo hizo esto y aquello, pero cuando se trata de que él nos envíe hacerlo, lo vemos como algo imposible y lejano.

¿Pero cómo tener el poder para hacerlo?

 

B)Practicando el ayuno con regularidad. El ayuno es un arma poderosa si va acompañado de oración y de lectura de la palabra de Dios. Las batallas se ganan con oración y ayuno. “Porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas” (2ª.Cor.10:4)

 

Analicemos estos 4 puntos:

 

1)   Los pastores e iglesias que ayunan con este propósito rompen las trabas del diablo en sus ministerios. Y Dios les da congregaciones más espirituales.

 

2)  Los evangelistas que ayunan en forma notable por las personas tienen mas fruto en sus campañas, se convierten y hay milagros y sanidades.

 

3)   Los cristianos que oran y ayunan por cualquier problema o necesidad salen victoriosos porque quebrantan en el nombre de Jesús toda opresión del diablo.

 

4)   Con el ayuno adecuado se rompen las ligaduras del diablo que atan a tus seres queridos y estos vienen a Cristo y se salvan. Con el ayuno creces espiritualmente y adquieres autoridad para predicar con libertad a Cristo. 

 

¡Y por supuesto que el plan del diablo es impedir que tú ayunes!

 

3.- EJEMPLO DE HOMBRES Y MUJERES QUE AYUNARON EN LA BIBLIA. Moisés ayunó 40 días 2 veces cuando subió al monte Sinaí. Daniel 21 días. Jesús 40 días. Brevemente presentamos solo 4 casos variados que están en la Biblia, donde el ayuno cumplió su propósito de forma poderosa.

 

A).- El ayuno del Señor Jesús. Después de que el Señor Jesús se bautizó y antes de empezar su ministerio fue al desierto y ayunó 40 días. la Biblia dice: “Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán, y fue llevado por el Espíritu al desierto por cuarenta días, y era tentado por el diablo. Y no comió nada en aquellos días, pasados los cuales tuvo hambre” (Luc.4:1-2) En el ayuno que realizó el Señor el diablo lo tentó tres veces, pero Jesús le venció con la palabra. 

 

La Biblia dice: “Respondiendo Jesús, le dijo: Dicho está: No tentaras al Señor tu Dios. Y cuando el diablo hubo acabado toda tentación, se apartó de él por un tiempo”. (Luc.4:12-13) A partir de aquí; el Señor Jesucristo empezó un ministerio poderoso de la predicación del reino, con sanidades, liberación, y grandes milagros que nos relatan los evangelios.

 

B).-El ayuno de la Reina Ester. La Reina Ester se dio cuenta que Amán había conspirado en contra del pueblo judío porque los odiaba. Amán le había sacado al rey Asuero un edicto irrevocable para matar a todos los judíos. Entonces la Reina Ester convoco a tres días de ayuno. La Biblia dice: “Ve y reúne a todos los judíos que se hallan en Susa, y ayunad por mí, y no comáis ni bebáis nada en tres días, noche y día: yo también con mis doncellas ayunaré igualmente, y entonces entraré a ver al rey, aunque no sea conforme a la ley; y si perezco, que perezca. Entonces Mardoqueo fue, e hizo conforme a todo lo que le mandó Ester” (Ester 4:16-17) Y Dios les dio la victoria, Esto trajo una liberación impresionante para el pueblo judío, Amán fue colgado y todos los enemigos de Israel destruidos.

 

C.  El ayuno de Nehemías. Cuando Nehemías escucha en Babilonia que los muros de Jerusalén están en ruinas, se lamenta, ayuna y ora. La Biblia dice: “Y me dijeron: El remanente, los que quedaron de la cautividad, allí en la provincia, están en gran mal y afrenta, y el muro de Jerusalén derribado, y sus puertas quemadas a fuego. Cuando oí estas palabras me senté y lloré, e hice duelo por algunos días, y ayuné y oré delante del Dios de los cielos” (Neh.1:3-4). Si usted lee el libro de Nehemías se dará cuenta que Dios lo bendijo y restauró las puertas y los muros de Jerusalén, y también instituyo de nuevo el servicio en el templo del Señor.

 

D.  El ayuno de la ciudad de Nínive. Dios había decretado juicio sobre la ciudad de Nínive a través del profeta Jonás. Y mandó Dios a Jonás a decir a la ciudad a que se arrepintiera. La Biblia dice. “Y comenzó Jonás a entrar por la ciudad, camino de un día, y predicaba diciendo: De aquí a cuarenta días Nínive será destruida. Y los hombres de Nínive creyeron a Dios, y proclamaron ayuno, y se vistieron de cilicio desde el mayor hasta el menor de ellos. (Jonás 3:4-5)

 

Y no solo esto, sino que cuando el rey lo supo la Biblia dice: “Y llegó la noticia hasta el rey de Nínive, y se levantó de su silla, se despojó de su vestido, y se cubrió de cilicio y se sentó sobre ceniza. E hizo proclamar y anunciar a Nínive, por mandato del rey y de sus grandes, diciendo: Hombres y animales, bueyes y ovejas, no gusten cosa alguna; no se les dé alimento, ni beban agua” (Jonás 3:6-7)

 

Y la respuesta de Dios a su arrepentimiento fue: “Y vio Dios lo que hicieron, que se convirtieron de su mal camino; y se arrepintió del mal que había dicho que les haría, y no lo hizo”. (Jonás 3:10) 

 

4.- ¿QUE SIGNIFICA CILICIO Y CENIZA?…cuando ayunaban se vestían de cilicio y ceniza. ¿Qué era esto?

 

1.- El cilicio: Era ropa toscamente tejida y de tela oscura, generalmente de pelo de cabra o de camello. Era una vestidura áspera que se ponían los que estaban de duelo o en una actitud de arrepentimiento por causa del pecado. Era totalmente incomoda, picaba el cuerpo y representaba una humillación llevarla.

 

 2.- La ceniza: Sabemos que las cenizas son los residuos de las cosas quemadas que ya no sirven para nada. En términos simbólicos las cenizas representan: 

  • La vanidad, “De ceniza se alimenta; su corazón engañado le desvía, para que no libre su alma..” (Isa.44:20a)
  • La asquerosidad, “El me derribó en el lodo, Y soy semejante al polvo y la ceniza”. (Job.30:19)
  • La desgracia, “Por lo cual yo como ceniza a manera de pan, Y mi bebida mezclo con lágrimas (Sal.102:9)
  • La humillación ante Dios, “Por tanto me aborrezco, Y me arrepiento en polvo y ceniza” (Job.42:6)
  • El arrepentimiento “Y volví mi rostro a Dios en oración y ruego, en ayuno, cilicio y ceniza”. (Dan.9:3)

Sentarse sobre ceniza era decirle a Dios polvo soy y no sirvo para nada. Nosotros ya no usamos en nuestros días el cilicio y la ceniza pero tenían un significado profundo en el arrepentimiento y Dios lo tomo muy en serio. Pero esto; no nos exime de no humillar nuestro corazón hasta lo sumo. En nosotros también hay vanidad y asquerosidad.

 

Cuando ayunes arrepiéntete de corazón y confiésale todos tus pecados a Dios.

 

 5.- DIFERENTES TIPOS DE AYUNO. Existen varios tipos de ayunos y de diferentes días, 1, 3, 7, 14, 21 o 40 días. Con propósitos variados como los hemos visto. Además; algunos se proponen con agua y otros sin agua.

 

A).- Un día de ayuno total.

El ayuno bíblico de un día comienza de las seis de la tarde y se levanta a las seis de la tarde del día siguiente. Y es un ayuno total sin agua. Era un tiempo de humillación y reflexión que Dios demandaba a su pueblo.

 

B).- Ayunos parciales o medios ayunos. Estos no son completos porque se abstiene de solo un alimento, normalmente se presentan desde la seis de la tarde y se levantan a las tres de la tarde del día siguiente. Algunos ayunan el desayuno, otros la comida o la cena.

 

C).- Ayunos congregacionales.- Estos son ayunos convocados con algún propósito a la congregación. Se reúnen en la iglesia o en algún lugar apartado para este fin. Aquí; hay arrepentimiento, clamor e intercesión profunda en unidad, Se clama por situaciones dificiles de la iglesia, liberacion de opresion, crecimiento, avivamiento, derramamiento del E.S etc.

 

D).- Y cuando ayunes. Cuando ayunes y te sientas fortalecido (a), cuida que tu ego no se llene de vanagloria sintiéndote súper espiritual. Muchos han permitido que el diablo los engañe volviéndose rebeldes, no se quieren sujetar y menosprecian hasta sus pastores. El Señor te ha llamado para ser un siervo humilde de corazón.

 

6.- ¿CUANDO HAY QUE AYUNAR?

  1. Cuando haya una necesidad apremiante.
  2. Cuando sientas frialdad espiritual,
  3. Cuando nuestra vida esté en peligro.
  4. Para crecer espiritualmente.
  5. Cuando haya que ministrar la palabra.
  6. Cuando necesitemos un milagro de Dios.
  7. Cuando oremos por un endemoniado.
  8. Cuando alguna atadura no te deje avanzar,   Etc.

 

Por ejemplo: En el evangelio de Marcos 9:14-29 nos muestra que los discípulos no pudieron echar fuera un demonio de un niño epiléptico. Cristo apareció, reprendió al demonio y el niño quedó sano.

 

La Biblia dice que: “Cuando él entro en casa, sus discípulos le preguntaron aparte: ¿Por qué nosotros no pudimos echarle fuera? Y les dijo: Este género con nada puede salir, sino con oración y ayuno

VERSÍCULOS RELACIONADOS CON AYUNO/AYUNAR


Ester 4:16 Ve y reúne a todos los judíos que se hallan en Susa, y AYUNAD por mí, y no comáis ni bebáis en tres días, noche y día; yo también con mis doncellas AYUNARÉ igualmente, y entonces entraré a ver al rey, aunque no sea conforme a la ley; y si perezco, que perezca.

Mateo 4:2 Y después de haber AYUNADO cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre.

Mateo 6:16 Cuando AYUNÉIS no seáis austeros, como los hipócritas; porque ellos demudan sus rostros para mostrar a los hombres que AYUNAN; de cierto os digo que ya tienen su recompensa.

Mateo 9:15 Jesús les dijo: ¿Acaso pueden los que están de bodas tener luto entre tanto que el esposo está con ellos? Pero vendrán días cuando el esposo les será quitado, y entonces AYUNARÁN.

Mateo 17:21 Pero este género no sale sino con oración y AYUNO.

Marcos 2:19 Jesús les dijo: ¿Acaso pueden los que están de bodas AYUNAR mientras está con ellos el esposo? Entre tanto que tienen consigo al esposo, no pueden AYUNAR.

Marcos 9:29 Y les dijo: Este género con nada puede salir, sino con oración y AYUNO.

Lucas 2:37 y era viuda hacía ochenta y cuatro años; y no se apartaba del templo, sirviendo de noche y de día con AYUNOS y oraciones.

Lucas 18:12 AYUNO dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano.

Hechos 13:2 Ministrando éstos al Señor, y AYUNANDO, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado.

Hechos 13:3 Entonces, habiendo AYUNADO y orado, les impusieron las manos y los despidieron.

Hechos 14:23 Y constituyeron ancianos en cada iglesia, y habiendo orado con AYUNOS, los encomendaron al Señor en quien habían creído.

Isaías 58:4 He aquí que para contiendas y debates AYUNÁIS y para herir con el puño inicuamente; no AYUNÉIS como hoy, para que vuestra voz sea oída en lo alto.

Zacarías 7:5 Habla a todo el pueblo del país, y a los sacerdotes, diciendo: Cuando AYUNASTEIS y llorasteis en el quinto y en el séptimo mes estos setenta años, ¿habéis AYUNADO para mí?

El galardón del poder del ayuno.

CUATRO RESULTADOS, QUE BIENEN DESPUÉS DEL AYUNO.

“Entonces brillará tu luz como el amanecer y tus heridas sanarán muy pronto. Tu rectitud irá delante de ti y mi gloria te seguirá.” Isaías 58:8

a. BRILLARA TU LUZ. La luz es el primer galardón de Dios para un ayuno hecho de manera aceptable. Todos queremos y necesitamos luz, tanto natural como espiritualmente. No podemos orar correctamente sin la luz de humildad de la Palabra revelada de Dios.

b. ACELERACION DE SANIDAD. El apóstol Juan escribió en su tercera epístola diciendo “Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas cosas, y que tengas salud, así como tu alma está en prosperidad” (3° Juan 1:2) La salud física no es la única clase de salud. A veces por ejemplo nos vemos afligidos por un corazón desmayado; o por una voluntad difícil que quiere darse por vencida y dejar de servir a Dios; o es tal vez una mente enferma que nos hace imposible el pensar con claridad. 

c. LA RECTITUD, LA JUSTICIA, IRÁN DELANTE DE TI. Este grado particular de justicia proviene de dar limosnas, que proceden de lo ha sido ahorrado cuando ayunamos, porque al ayunar no necesitamos comprar comida.

d. LA GLORIA DE DIOS TE SEGUIRÁ.

Gloria

Gloria, (Hebreos kabhod; Gr. doxa.). (1.) La abundancia, riqueza, tesoro, y por lo tanto el honor (Salmo 49:12); gloria (Gén. 31:1, Mateo 04:08;. Ap. 21:24, 26). (2.) Honor, la dignidad (1 Reyes 3:13; Hebreos 2:07 1 Pedro 1:24..); De Dios (Sal. 19: 1; 29:1), de la mente o el corazón (Génesis 49 : 6; Sal 7:5; Hechos 2:46).. (3). Esplendor, brillo y majestad (Génesis 45:13; Hechos 22:11;; Isa 04:05 2 Cor.3:. 7); de Jehová (Isaías 59:19, 60:1, 2 Tes . 1:9). (4). Los gloriosos atributos morales, las infinitas perfecciones de Dios (Isaías 40:5, Hechos 07:02, Rom 1:23;. 9:23; Efesios 1:12.). Jesús es el “resplandor de la gloria del Padre” (Hebreos 1:3; Juan 1:14; 2:11). (5). La bienaventuranza del cielo (Rom. 2:7, 10; 5:2; 8:18; Hebreos 2:10;. 1 Pedro 5:1, 10.). 

Además de darnos luz, salud (tanto interna como externa), y un poderoso escudo protector de justicia que va delante de nosotros, Dios nos promete una gloriosa protección para la retaguardia o las espaldas. La gloria protectora para nuestra retaguardia proviene de la gloria de la propia espalda de Dios. Moisés tuvo el privilegio de contemplar esta porción de la gloria del Señor, y su intensidad hizo que la misma piel de su rostro brillara irradiando rayos de luz, o cuernos de luz, causando temor y respeto reverencial en los corazones de la gente.

GLORIA A DIOS.

AMEN!

Tabernáculo de Adoración
Pastor: Juan Zelaya
640 Grosvenor St. London
Martes: 7pm y Domingos 2pm.
“2017 EL AÑO DE LA LIBERTAD”
Isaias 61:1-3 / Lucas 4:16-22
Invalid or expired token.